Blog

Blog

Frankenweenie, crónica de una visita a la exposición

La tumba de Sparky y una televisión con diversos trailers de la película dan paso tras unas gruesas cortinas negras al nuevo mundo de fantasía creado por el gran Tim Burton, una exposición itinerante que desvela parte de su último trabajo: Frankenwinnie.

Mi hermana Pilar, fan de Tim Burton (¡se sentó a su lado a ver una película en el Festival de Cine de Nueva York!), ha estado en la exposición de Madrid y le he pedido que nos lo cuente.  Este es su relato:

Me recibe una guía jovencita, parece estudiante, ataviada con una camiseta negra con publicidad de la película, pantalones negros y unas gafas también negras, de pasta, de las que se llevan ahora, una chica a la que podría perfectamente encontrar como secundaria en alguno de los films de Tim Burton; su sonrisa me dice lo feliz que está con su trabajo, aunque las ojeras y la hora la delatan como cansada. Eso sí, conmigo no tiene que hacer ningún esfuerzo para situarme en el contexto, puesto que los 80 minutos de cola que acabo de hacer ya le indican que soy una incondicional del gran Director.

Exposición "Frankenweenie"
Expositor con algunas de las creaciones para «Frankenweenie».

He aprovechado la espera como cualquier madrileño, real o de adopción, que en su bolso/mochila lleva un libro, o un instrumento electrónico de lectura.  En mi caso ha sido “Diarios y desvaríos” de Hovik Keuchkerian, de la Editorial Léeme Libros, a la venta el 15 de octubre, pero tengo enchufe con el Editor, je, je; os lo recomiendo, vais a descubrir a un gran personaje, que bien pudiera también formar parte del imaginario de nuestro admirado Sr. Burton.

Frankenweenie, la exposición.

Vuelvo a la exposición. La cara de idiota que se me queda al ver lo que cuenta la guía, las sonrisas de oreja a oreja de las decenas de visitantes que me rodean, las chispas que salen de nuestros ojos directos a las cámaras que no dejan de fotografiar cualquier mínimo detalle de la exposición, también nos delatan a todos como incondicionales. La guía nos cuenta mil y una anécdotas del rodaje: que fue animada fotograma a fotograma (stop-motion), ¿sabéis lo que es? nos pregunta, blanco y negro, 3D, 400 personas, 2 años, Londres; que hacen falta 3 movimientos para un pestañeo de los ojos; que solo consiguen grabar 5,8 segundos de película por semana; que este es el pelo real de algunas de las mas de 200 marionetas utilizadas; que se basa en el corto del propio Tim Burton de 1984; nos cuenta el exorcismo que ha supuesto para el Director el realizar esta película, y no solo porque haya vuelto a Disney (después de 28 años, respetando todas sus condiciones; hablando de la muerte y la reencarnación, y sin necesariamente contar con un feliz final típico de dicha factoría); que Tim Burton trabaja de nuevo con Winona Ryder, etc., etc.

"Frankenweenie" (2012), Tim Burton
Uno de los tres platós presentes en la exposición sobre «Frankenweenie» (2012), Tim Burton.

No puedo quitar los ojos de una réplica de la mesa de trabajo del Maestro, de sus bocetos, de sus diseños, de las muestras de tela de los trajes de los personajes, de las miniaturas de zapatos, de la primera marioneta con complejos esqueletos mecánicos de Sparky, que ha acabado teniendo 300 elementos articulados y 45 empalmes móviles; de las maquetas que muestran una sonrisa en la cara del profesor Rzykruski, interpretado por el gran Martin Landau, etc.

Treinta pequeños platós utilizados en Frankenweenie.

De ahí paso a ver el primero de 3 de los 30 platós que se utilizaron en el rodaje, el aula del colegio New Holand donde Víctor tuvo la idea de devolver a la vida a su mascota, sentado en clase con sus compañeros. Se ven detalles asombrosos de libretas, lapiceros, mochilas, archivadores, instrumentos de laboratorio, …; en la parte trasera del aula me encuentro con un pasillo del colegio, con sus taquillas, una bicicleta, y hasta un cubo de fregar, americano eso sí, nada que ver con los nuestros. El siguiente plató es donde Víctor creó a Sparky, su laboratorio, donde se aprecian hasta las telarañas del techo. De ahí paso al dormitorio, donde Víctor y Sparky se miran a los ojos sentados en la cama, desde la que veo una alfombra en forma de hueso, un tocadiscos, un escalextric, un avión de papel, pósters de dinosaurios, libros, su mochila, sus trofeos, todo con un detalle extraordinario… Desde fuera, los platós tienen una ventana que permite al acérrimo fan asomarse tímidamente y, por unos segundos, formar parte del grandioso mundo de fantasía de «Frankenwennie» creado por el Sr. Burton.

Reproducción de uno de los platós de "Frankenweenie"
Reproducción de uno de los platós de «Frankenweenie», con un visitante asomándose por la ventana del fondo.

La película se estrena hoy 5 de octubre en EE.UU., e inaugurará la 56ª Edición del Festival de Cine de Londres. En España podremos verla desde el 11 de octubre. Aquí tenéis el trailer.

2 comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre la “Guía Definitiva para Impulsar tu Proyecto con Vídeos Estratégicos creados por ti solo con un Móvil”.

Comparte:

Posts relacionados

El móvil de Spielberg

El móvil de Spielberg

Esta semana he visto una foto que me ha hechizado. Es una fotografía en blanco y negro en la que un hombre mayor (tiene 75