Blog

Blog

Ana I. Bernal: «El móvil reúne las herramientas del periodista»

Ana I. Bernal

El periodismo móvil sigue siendo protagonista de elTallerAudiovisual.com. Se acerca el Mojocon (II Conferencia Internacional de Periodismo Móvil) que tendrá lugar a finales de semana en Dublín, con aforo completo. Te contaremos todo lo que suceda en el Aviva Stadium irlandés desde estas páginas y desde nuestros perfiles en Facebook y Twitter (@yoscontenidos y @yos_oscar). Y como previo al evento te invito a compartir un tiempo con Ana I. Bernal, periodista, docente y autora del libro «Herramientas digitales para periodistas».

Ana I. Bernal

Conocí a Ana Bernal a través de un streaming. Se trataba de la mesa redonda «Innovación y periodismo: nuevas herramientas para la profesión» organizada por la UOC (Universitat Oberta de Catalunya), en la que Óscar y yo participamos a través de una grabación de vídeo que realizamos con nuestro smartphone y enviamos unos minutos antes del inicio vía WeTransfer (todo muy propio, ¿verdad?)

Aún no hemos tenido ocasión de desvirtualizarnos, pero Ana ha sido tan amable de responder a nuestras preguntas sobre periodismo móvil (vía audio mp3 grabado con su Android jeje), que vaya por delante el agradecimiento.

Si quieres conocerla mejor, puedes complementar esta entrevista con la que le hizo Miquel Pellicer en su blog, de periodista a periodista 😉

Allá va la nuestra.

Ana I. Bernal, ¿cómo puede un smartphone ayudar a un periodista?

Puede ayudarle de muchas formas. Lo que ocurre es que los periodistas, como mucho, utilizan el móvil como herramienta de difusión o de consulta. Mi objetivo, a través de las clases que imparto, es que lo consideren también como una herramienta de producción y de edición.

El smartphone aglutina todas las herramientas, desde cubrir las funciones que realiza un PC, hasta organizar el trabajo, registrarlo, editarlo y finalmente difundirlo.

A través de distintas plataformas, el smartphone supone una manera de acceder a fuentes y ponerse en contacto con ellas.

Cómo no, el móvil permite hacer llamadas, y qué sería de un periodista sin su teléfono, sin su agenda de contactos y sin poder hacer llamadas.

Además, es una herramienta de trabajo muy económica en relación a lo que aporta, sobre todo para un periodista freelance, que quiere realizar cualquier tipo de cobertura de manera independiente.

Por otro lado, es una gran ayuda para un tipo de periodismo más arriesgado, en coberturas muy complicadas, como catástrofes; no es igual llegar con todo el equipamiento a hacerlo con tu dispositivo móvil. También es muy versátil en grabaciones que requieren una mayor prudencia. Conozco el caso de una periodista que realizó grabaciones con móvil a mujeres en Afghanistan, que no habría podido hacer de otra manera.

Un periodista hoy, ¿debe ser un periodista audiovisual?

No es que deba ser sino que puede ser. Hay periodistas que impactan con su escritura. Las palabras tienen ese poder de evocación y de sugestión de imágenes, son capaces de transmitir ese poder audiovisual de cierta manera. Nos transmiten sensaciones, en definitiva.

A día de hoy sí considero que el mejor profesional es el que tiene más conocimientos de todo y, por lo tanto, sí está muy bien que tenga un conocimiento de las herramientas audiovisuales. Vamos a desarrollar una narrativa multimedia, y debemos conocer el lenguaje narrativo del audio, de la imagen fija o móvil, sus fortalezas o debilidades y, sobre todo, tener la capacidad de determinar si el contenido con el que trabajamos se adapta a ese tipo de lenguaje. Ahí es donde creo que está la clave.

periodismo-Ana-I-Bernal-Trivino
 Ana I. Bernal fotografiada por Begoña Rivas

¿Cómo integras la parte audiovisual en tus artículos escritos?

La verdad es que yo soy un poquito rara porque no solo incorporo parte visual en mis artículos y escritos, sino en todo lo que se refiere a mi trabajo global, a eso que se llama (aunque a mí no me gusta), la marca de cada uno.

Desarrollo dos facetas y precisamente las dos las he desarrollado más con el periodismo móvil: una es la puramente periodística y la otra está más vinculada a la ilustración. Realizo ilustraciones y muchas las he hecho con mi móvil, porque tiene un pen que me permite dibujar. No deja de ser una forma de comunicar otro tipo de pensamientos que no son puramente informativos, sino reflexiones que forman parte de mis valores, de mi defensa y de mi filosofía.

En los artículos que publico en prensa, los vídeos son estructuras de micronarrativas: hago microvídeos de apoyo para muchas de las informaciones, como un especial que hice para el Diario Público sobre víctimas de la crisis. Integrar una parte audiovisual dentro del artículo tiene que estar justificado. A veces cuando hablo con la persona, me interesa que a mi lector le llegue la misma impresión que a mí me llegó; quiero que le vea un gesto, una mirada, una reflexión, la cadencia con la que pronuncia una frase… todo ese tipo de cosas que te aporta la parte audiovisual y que fomenta el periodismo sensorial que defiendo en mi libro.

Algunas cadenas de televisión equipan a sus periodistas con móviles, micrófono y palito de selfie o trípode, ¿es una excusa para ahorrarse sueldos?

Depende de la naturaleza de la cadena.

Cuando todavía no existía el móvil, la cadena de televisión en la que trabajaba se negó a darnos transporte a los trabajadores y sufrí un accidente laboral. Yo era redactora, faltaba personal y me dijeron que forzosamente tenía que coger la cámara. Era becaria, estaba muerta de miedo…, mi primer trabajo…, pensaba que iba a quedar mal… y al final terminé con una lesión, y la cadena ni siquiera respondió después ante ello. Sigo con los efectos secundarios de aquello y, te prometo que si en ese momento me hubiesen dado un móvil, no me hubiese lesionado.

Supongo que el motivo que lo justifica es cuando la cadena ve que el móvil puede dotar de versatilidad o creatividad a la narración, o que es mucho más práctico porque facilita la tarea del periodista, por ejemplo, para cubrir una manifestación en directo o hacer narrativas basadas en redes sociales.

Hay una caso paradigmático, que a mí me gusta mucho, que es Nick Garnett de la BBC. Él trabaja muchísimo con el móvil, y no creo que la BBC se esté ahorrando un compañero. No creo que siempre sea una cuestión de ahorro, sino de todo aquello de más que pueda proporcionar el dispositivo móvil a la narrativa y al trabajo del periodista.

¿Qué crees que piensan los cámaras profesionales de los periodistas que graban con smartphone?

Ellos piensan que el periodista les está quitando un terreno, pero no es algo nuevo, no es algo que traiga el móvil… son situaciones que antes ya se producían, y parece que ahora viene el móvil como invasor. Antes había periodistas de guerra que con su videocámara hacían la cobertura completa: colocaban el trípode, se situaban ellos delante de la cámara y registraban.

Cuando trabajaba en la tele, muchas veces hacían falta redactores y se pedía a los cámaras que colocaran tu trípode, su cámara y el micro en la mesa donde estuviese el político o la persona que fuese a hablar, o que alargaran el brazo y cogieran la alcachofa. En ese caso, el cámara estaba sustituyendo las funciones que tiene que hacer un periodista. Por lo tanto, es una situación que ya se producía antes, no es algo nuevo que incorpore el móvil, y es un dilema que siempre va a existir.

Streaming del evento de la UOC grabado de lujo por Toni Moreno…y con David Cornadó (Cinephone) disparando desde Periscope 😉

¿Por qué, en tu caso, utilizas dispositivos Android?

Para mí los dispositivos de iOS eran bastante caros, no los podía asumir. Realmente, siempre he vivido sumergida en la precariedad. Mis primeros contactos con móviles siempre han sido con estos dispositivos, y me he ido habituando a ellos. Conforme he ido avanzando, he ido viendo que los dispositivos Android era un hueco que había que rellenar. Muchos periodistas tenían en consideración que solamente se podía trabajar desde iOS. Quiero demostrar y quiero que vean que son móviles que tienen una penetración muy alta, por tanto, dejarlos al margen de desarrollar este tipo de periodismo sería marginarlos, cuando sí que existen herramientas y aplicaciones muy buenas, y se ha mejorado en calidad de imagen y en el registro de sonido. Además no debe haber excusa. Muchos pueden decir «Yo no puedo trabajar porque no me puedo permitir un iOS». No, mira. Tienes un Android, tienes aplicaciones gratuitas, no hay excusa para no trabajar con él.

¿Qué aplicaciones y accesorios usas más frecuentemente?

Las que más utilizo son las redes sociales. Yo volví a mi profesión a partir de mi actividad en redes sociales, principalmente en Twitter. Soy muy usuaria de Twitter e Instagram.

Utilizo apps que me permiten difundir mi trabajo de una manera más creativa, como es el caso de Flipagram o Slidegram. También, SoundcloudPocket o el acceso a Google Drive que es fundamental. O las aplicaciones nativas de voz y de grabación, que me permiten descargar cnmp3 que me resulta más versátil.

También me he descargado herramientas de edición de vídeo, lo que pasa es que lo utilizo poco. Me dedico más a micronarrativas, a microvídeo. Cuando utilizo una frase de algunas de las personas de las que hablan en mis entrevistas, me sirve de apoyo y apenas tengo que editar, porque son vídeos que no llegan a superar el minuto. Trabajo más a través de Flipagram o de Slidegram cuando los tengo que difundir; me gusta hacer pantallazos, o utilizar herramientas de citas, para destacar frases.

Siempre utilizo aquellas herramientas que me ayudan a completar el relato, destacando una parte sensorial: una mirada una frase, un tono, un gesto que aporta un añadido a la información.

¿De qué otras herramientas hablas en tu libro «Herramientas Digitales para periodistas»?

El libro «Herramientas Digitales para periodistas» tiene una parte dedicada al periodismo móvil que, a día de hoy, se podría ampliar muchísimo más. Ofrece una visión global de todo tipo de herramientas que te pueden ayudar a trabajar como periodista. Se divide en herramientas de organización, de edición y de difusión. En alguna fase de tu trabajo debes recurrir a este tipo de herramientas, herramientas que se actualizan.

En el caso de la edición, me interesaba destacar las herramientas que superan un mensaje plano y que ofrecen capas de información, que lo hacen profundo bien desde el audio, la foto o el vídeo. Más que en herramientas informáticas, me gustaba incidir en vencer el miedo, el recelo que existe, y que se justifica en una falta de tiempo. Son herramientas gratuitas que enriquecen la narrativa.

Quiero insistir sobre todo en la idea de perder el miedo y en la idea de innovar incluso aunque resulte un fracaso. Estamos en un momento en el que todo cambia y no caminamos sobre seguro. Hay que innovar y arriesgar.

Ana I Bernal, periodista móvil
 Ana I. Bernal, selfie total en el Festival de Cine de Málaga 2016

¿Qué papel está jugando una aplicación de streaming como Periscope en el periodismo?

Me parece determinante. Facilita muchísimo las cosas. Se integra dentro de la propia narratividad social de Twitter, lo que elimina muchas complicaciones. Había otras herramientas para transmitir streaming, pero es tan fácil trabajar con Periscope, que es la mayor alegría para los que nos dedicamos a esto.

He visto un trabajo buenísimo realizado por periodistas extranjeros utilizando Periscope y Snapchat y dando cobertura en la crisis de los refugiados, acompañándoles durante sus caminatas frente a las fronteras. La capacidad que ha tenido Periscope para registrar imágenes históricas es algo en lo que me gusta incidir para destacar el valor de la tecnología que apoya al buen periodismo de función social, que reivindico como base de todo, más allá de la tecnología. Siempre digo que la tecnología no va salvar al periodismo, sino el contenido que hagamos en la medida en que mostremos la verdad de lo que sucede. Es enorme el valor de la transmisión en directo con un coste mínimo, sencillamente desde tu dispositivo móvil y con una aplicación que es gratuita. Para mí Periscope tiene un valor tremendo.

Una parte importante de las noticias en televisión se cubre con grabaciones de vídeo hechas por los ciudadanos con sus móviles, ¿se acerca de esta forma la labor del ciudadano al periodismo?

Estoy muy incómoda con el concepto de periodismo ciudadano. Que yo le haga un apaño a mi vecino arreglándole su grifo, no significa que sea fontanera ciudadana. Hemos cargado a los ciudadanos con una responsabilidad que no les corresponde. Si hay un error en este tipo de información que nos llega, la culpa no es tanto suya como nuestra de haberles dado ese papel.

Todo el mundo quiere ser protagonista de un momento, pero se nota mucho el ciudadano que quiere ser protagonista del momento y el que casualmente está ahí y quiere denunciar lo que ocurre.

Obviamente, el periodista no puede estar en todos los sitios y no siempre está en el lugar donde se produce la noticia, y si hay gente que tiene en su mano el dispositivo móvil y nos puede hacer llegar qué es lo que está ocurriendo, perfecto, como apoyo, como complemento, pero es una opción que ya existía. Cuando ocurrió el accidente del 11-M mucha gente entraba a través de las llamadas que hacían a la radio, que era lo más inmediato que en ese momento teníamos. Es el periodismo de testimonio, que ahora es un testimonio audiovisual que puede llegar al minuto a través de los dispositivos móviles.

¿Se acerca la labor del ciudadano al periodismo? No, se acerca la labor del ciudadano que toma conciencia de su responsabilidad civil, y que utiliza el periodismo como un canal de difusión. Los periodistas somos los que tenemos que dar el contexto, tenemos que hacer una labor de curación de contenidos para comprobar la veracidad de los mismos.

Para mí lo más importante no es tanto que el ciudadano me mande un vídeo, como el hecho de que sea crítico ante la prensa y cree canales alternativos de información.

Quiero dejar claro sobre todo que es un apoyo, un complemento, pero estamos dotando al ciudadano de una responsabilidad excesiva. Y, sobre todo, me molesta mucho ese abuso por parte de determinados medios de utilizar recursos ciudadanos para apropiárselos como si fueran de ellos sin ningún tipo de cita.


Muchas gracias, Ana I. Bernal, por tus reflexiones en este nuevo Especial Mojocon.

Los anteriores artículos especiales que hemos publicado con ocasión de la cita dublinesa os los dejo aquí:

El nuevo corto con iPhone de Conrad Mess se estrenará en Dublín

Periodistas móviles con premio. Thomson Foundation

Accesorios para grabar vídeo con móviles #Mojoconedc 2016

Mojocon2. Cómo ir gratis a la Conferencia Internacional de Periodismo Móvil

¿Nos ayudas a difundir la entrevista a Ana I. Bernal compartiéndola en tus redes sociales? ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Descubre la “Guía Definitiva para Impulsar tu Proyecto con Vídeos Estratégicos creados por ti solo con un Móvil”.

Comparte:

Posts relacionados

El móvil de Spielberg

El móvil de Spielberg

Esta semana he visto una foto que me ha hechizado. Es una fotografía en blanco y negro en la que un hombre mayor (tiene 75